Definición De Anfiteatro

Como Anfiteatro se conoce a un edificio de forma redonda o, más a menudo, ovalada con una zona central, arena y asientos colocados concéntricamente a su alrededor.

La palabra es griega, y significa “teatro con asientos por todos lados”. Pero como forma arquitectónica, el anfiteatro es de origen itálico o etrusco-campaniano y refleja los requisitos de las formas específicas de entretenimiento que estas personas apreciaban. Es decir, juegos de gladiadores, contiendas de bestias entre sí o de hombres con bestias. Originalmente, tales juegos se llevaban a cabo en el foro, y se levantaban gradas de madera de vez en cuando para acomodar a los espectadores.

El primer anfiteatro permanente existente es uno en Pompeya (hacia el 80 aC), en el cual la arena se hunde por debajo del nivel natural del terreno circundante. Está construido de piedra, mide 136 por 104 metros, y tiene capacidad para aproximadamente 20,000 espectadores.

Anfiteatro

El gran Anfiteatro Flavio, o Coliseo de Roma fue erigido por los emperadores Vespasiano y Tito (hacia el 70-82 dC) en el sitio de la Casa Dorada de Nerón. El nombre Coliseo se aplicó a esa estructura en algún momento después del siglo VIII debido a su inmenso tamaño y capacidad; podía acomodar a casi 50,000 personas.

También se construyeron grandes anfiteatros romanos en Verona y en la antigua Capua (actual Santa Maria Capua Vetere), donde el anfiteatro, construido en el siglo I, es el segundo en tamaño después del Coliseo, con un área de 170 por 140 metros y una altura de 30 metros.

Fuera de Italia, se construyeron anfiteatros romanos en Nîmes y Arles en Francia, Pula en Istria (Croacia) y Thysdrus (El Jem) en África (Túnez) y España. Los estadios tenían entre 60 a 90 metros de largo y alrededor de 35 a 60 metros de ancho. Se han encontrado restos fragmentarios de más de 75 anfiteatros romanos en áreas muy dispersas a lo largo de las provincias del Imperio Romano.

En la mayoría de los anfiteatros romanos, se construyó un laberinto elaborado debajo de la arena. Los pasajes incluían medios de comunicación por escenarios, espacios para ascensores y la maquinaria que levantaba los animales y escenarios. Además de salas para los gladiadores que fueron ingeniosamente dispuestas para conectarse, por medio de muchas trampillas, con la arena de arriba.

Alrededor de esa arena, y separado de ella por un alto muro coronado por una pantalla de metal, se elevaban los asientos de los espectadores. Esos eran divididos por pasillos que corren alrededor del anfiteatro en varias secciones. En la sección más baja, o podio, el emperador y su séquito tenían una caja especial. En el lado opuesto del anfiteatro, pero aún en el podio, estaban sentadas las vírgenes vestales, cónsules, pretores, embajadores, sacerdotes y otros distinguidos invitados. El resto de la primera galería contenía senadores y los de rango ecuestre.

La segunda galería estaba reservada para los patricios, la tercera para los plebeyos y la cuarta galería más alta para las mujeres. Los marineros manipularon un toldo (velo o velarium) para proteger a los espectadores del sol. Cada una de esas galerías estaba dividida en secciones en forma de cuña mediante caminatas radiales que conducían a las numerosas salidas.

En el uso moderno, la palabra anfiteatro a veces se utiliza para un teatro o sala de conciertos cuyos asientos rodean el área central, como, por ejemplo, el Albert Hall de Londres y el nuevo y antiguo Madison Square Garden en la ciudad de Nueva York. También puede referirse a un estadio en el que se celebran competiciones deportivas.

Deja un comentario