Definición De Apnea

Se conoce como Apnea el cese de la respiración, especialmente durante el sueño. Es un trastorno que hace que dejes de respirar brevemente, a menudo mientras duermes. Un síntoma de este tipo de apnea es el ronquido excesivo.

El tipo más común es la Apnea del Sueño en adultos. La apnea central en la cual hay una falla en el impulso del sistema nervioso central hacia la respiración a veces ocurre en bebés menores de 40 semanas después de la fecha de concepción.

Esta condición en adultos presenta episodios frecuentes y prolongados en los que la respiración se detiene durante el sueño. El diagnóstico se confirma al monitorear al sujeto durante el sueño durante períodos de apnea y niveles de oxígeno en la sangre reducidos. Se divide en tres categorías: (1) obstructiva, que resulta de la obstrucción de las vías respiratorias superiores; (2) central, causado por alguna patología en el centro de control respiratorio del cerebro; y (3) mixta, una combinación de los dos.

Apnea

La obstrucción de las vías respiratorias hace que el nivel de oxígeno en la sangre disminuya, a esto se le conoce como hipoxia. Además se aumenta el estrés en el corazón, eleva la presión sanguínea y evita que el paciente ingrese a la etapa de descanso y restauración del sueño. En otras palabras, la apnea del sueño causa la privación de un sueño de calidad.

Los síntomas de la apnea obstructiva del sueño incluyen ronquidos fuertes y / o patrones anormales de ronquidos con pausas y jadeos. Otros síntomas incluyen somnolencia diurna excesiva, cambios en la memoria, depresión e irritabilidad. En algunos pacientes, esta condición puede contribuir a la presión arterial alta, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

Los tipos obstructivos y mixtos son susceptibles de terapia. Dado que muchos pacientes con apnea del sueño tienen sobrepeso, la pérdida de peso mejora los síntomas. El tipo central es la más difícil de controlar. Los medicamentos para estimular la respiración no han demostrado ser beneficiosos. La ventilación mecánica o la administración de oxígeno durante la noche pueden ayudar a algunos pacientes.

Compartir es de sabios. Difundelo

Deja un comentario