Definición De Congelación

La Congelación es un proceso de transición en la que un líquido, al ser sometido a temperaturas por debajo de su punto de congelación, se convierte en sólido.

La congelación es casi siempre un proceso exotérmico, lo que significa que a medida que el líquido se transforma en sólido, pierde calor y presión. El calor debe eliminarse continuamente del líquido durante el proceso de congelación, o este se detendrá. La energía liberada al congelarse es un calor latente, y se conoce como Entalpía de Fusión.

Punto de Congelación

Congelación

Como punto de congelación se conoce a la temperatura en la que un líquido se convierte en sólido. Este es más bajo que el punto de fusión en el caso de mezclas y para ciertos compuestos orgánicos como las grasas. Cuando la mezcla se congela, el sólido que se forma primero generalmente tiene una composición diferente de la del líquido. Y la formación del sólido cambia la composición del líquido restante, generalmente de una manera que disminuye constantemente el punto de congelación.

Este principio se utiliza en la purificación de mezclas, la fusión sucesiva y la congelación, separando gradualmente los componentes. El calor de fusión, el calor que debe aplicarse para fundir un sólido, debe eliminarse del líquido para congelarlo. Algunos líquidos pueden ser sobreenfriados, es decir, enfriados por debajo del punto de congelación, sin que se formen cristales sólidos.

La adición de un mol (peso molecular en gramos) de cualquier soluto no iónico (no forma iones) a 1,000 gramos de agua reduce el punto de congelación del agua en 1.885 ° C, y esto se ha utilizado como un método preciso para la determinación de pesos moleculares.

Cristalización

Esta es la fase más común mediante la cual un líquido se congela. Esta es una transición de fase termodinámica de primer orden. Esto significa que mientras coexistan sólido y líquido, la temperatura del sistema permanece casi igual al punto de fusión. Esto se debe a la eliminación del calor cuando entra en contacto con el aire.

La cristalización involucra dos eventos principales, la nucleación y el crecimiento de cristales. Durante la nucleación las moléculas comienzan a reunirse en grupos, en escala nanométrica, y se organizan de manera definida y periódica. Esto es lo que define la estructura cristalina. El crecimiento de los cristales es el crecimiento de los núcleos que logran alcanzar el tamaño crítico.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *