Definición de Corrupción

La corrupción, etimológicamente proviene del latín “corruptio” que significa “hacer a pedazos”. Es aquella  acción que ejercen los individuos para corromper una situación con la finalidad de obtener beneficios propios.

Por lo tanto, la corrupción es la práctica que pone en marcha las organizaciones por medio de sus funciones  para ejecutar actos impropios de la misión por la que fue creada. De esa forma, afecta el bien común.

CORRUPCIÓN
La corrupción es una forma de conseguir beneficios propios de forma ilegal.

En otro orden de ideas, esta acción se trata del aprovechamiento o abuso de poder para obtener beneficios generalmente económicos. La corrupción son actuaciones humanas que afectan a las normas  y principios éticos, así como también a las leyes vigentes. Se puede dar en diferentes contextos, normalmente en el área administrativa y política.

La corrupción corrompe el principio de imparcialidad, sucede cuando la relación personal influye con las decisiones de forma conveniente y económica. Por ejemplo, en el proceso de selección de personal para un cargo en una empresa, la encargada de elegir es familiar de una de las aspirantes, por ende es la seleccionada para tomar el cargo. Estos actos también son denominados como corrupción empresarial.

Por otra parte, se entiende como corrupción política a la que es ejercida por personas que cumple una función  pública, ésta conlleva  el abuso de poder para obtención de beneficios personales.

La corrupción policial, es la ejercida por funcionarios de seguridad, los cuales de alguna manera abusan de la autoridad que llevan a cargo para ejercer actos ilícitos con el fin de un bien propio o colectivo.

Cabe destacar que existen variadas formas para cometer actos de corrupción, entre las más comunes tenemos:

El soborno, es el más común de los delitos normalmente en la administración pública. Por ejemplo, cuando se le ofrece una suma de dinero a la persona encargada para la agilización de un documento legal.

El tráfico de influencias, mencionado anteriormente, se efectúa cuando las relaciones personales influyen en decisiones que normalmente dependen de un proceso de forma legal para la toma de esas decisiones.

El peculado, se efectúa cuando existen enriquecimientos ilegales en perjuicio del Estado. Por ejemplo, el uso indebido de implementos comprados por el Estado para un beneficio público.

En definitiva, la corrupción son actos impuros que pueden beneficiar a muchos pero en general perjudican a muchos otros sectores y personas. Quienes poseen principios éticos, conciencia social, una correcta educación y amor por lo que hace es difícil que cometan este tipo de acciones que agreden a la sociedad. Además, estos actos al ser procesados en materia judicial las personas implicadas deben cumplir una pena o sanción, ya que el mismo incurre al incumplimiento de normas y principios, por ello deben ser juzgados por la ley.

Compartir es de sabios. Difundelo

Deja un comentario