Definición de Déficit Fiscal

Se define Déficit Fiscal como el exceso de gastos en comparación a la entrada de ingresos que genera la economía de un país, es decir, esa diferencia entre los dos se denomina déficit fiscal. Por esta razón se  obtiene un menor crecimiento y una menor recaudación. En cambio, cuando los Ingresos son mayores que los gastos, este efecto se denomina Superávit Fiscal.

En general, los países obtienen ingresos mayormente por ingresos tributarios que son aquellos impuestos, como el Impuesto Sobre La Renta (ISRL), el Impuesto de Valor Agregado  (IVA), entre otros tributos, que el Estado se encarga de recolectar. También, los países pueden poseer otros tipos de ingresos no tributarios como son la venta de algunos bienes o cobros por algunos derechos. A su vez, el gobierno genera Gastos Públicos los cuales son los que financian el área de la salud, educación, infraestructuras, entre otros aspectos que satisfacen las necesidades de la comunidad.

DÉFICIT FISCAL
El Déficit Fiscal es el incremento de gastos en comparación a la entrada de ingresos.

Tipos de Déficit Fiscal:

Déficit Cíclico: Se genera de acuerdo al ciclo económico. Por ejemplo: En un país donde se recolecte menos impuestos a causa de desempleo surge el llamado déficit. Sin embargo, cuando la economía sea estable y existan mayor fuente de empleo, habrá un incremento de impuesto, es decir, surge el superávit. En este caso, este tipo de déficit funciona como herramienta base para establecer soluciones a la recesión de la economía del país.  Asimismo, el gobierno se encarga realizar nuevas infraestructuras o le abona a las empresas para que produzcan más como ayuda para estimular la demanda agregada y así darle un resultado positivo a la economía.

Déficit Estructural: Se considera cuando el gasto siempre excede al ingreso sin tomar en cuenta la economía con desempleo o con empleo.  Es decir, independientemente de la situación económica del país, el gobierno  siempre tendrá un déficit.

En relación con lo anterior, este déficit no se encarga de ser una herramienta para establecer posibles soluciones al desequilibrio económico. En este otro caso, el gobierno no podrá incrementar el Gasto Público como medida económica y estimular la demanda agregada  porque ya el gasto es muy alto. En consecuencia, se incrementa la inflación.

¿Cómo se financia el déficit?

Existen dos factores:

Deuda Interna: Son las prestaciones que le brindan al gobierno realizadas por las empresas nacionales o extranjeras residentes del país mediante la emisión de bonos en los mercados financieros nacionales. Si la deuda es sobrepasada, esa  solicitud de recursos dificultará el acceso de financiamiento por parte del sector productivo.

Deuda Externa: Son las solicitudes de préstamo que el gobierno realiza en el exterior. En efecto, se emite bonos a los mercados financieros internacionales o provienen de préstamos de organismos internacionales. Si la deuda es extensa, se incrementa el tipo de cambio ya que los pagos deben ser en moneda extranjera. En consecuencia, las importaciones son más costosas por causa del pago en otra moneda.

Sin embargo, el endeudamiento público no siempre da resultados negativos ya que forma parte de políticas fiscales que aportan nuevos recursos a la economía y ayudarían a solucionar la recesión económica del país. Estos recursos deben ser invertidos en nuevas infraestructuras que generen resultados positivos para el incremento de ingresos y así disminuir el déficit fiscal y estimular para un futuro el desarrollo de un país.

Deja un comentario