Definición De Árbitro

El término Árbitro puede tener varios significados dependiendo de a qué se aplica. La palabra proviene del latín arbiter que significa juez. Gracias a este origen este concepto puede aplicarse a deportes pero también puede tratarse de un término legal.

Árbitro en deportes

Un árbitro deportivo es alguien que preside eventos deportivos o deportes competitivos. Durante el evento, detectarán las infracciones y decidirán las penalizaciones de acuerdo con las reglas del juego. Trabajan en interiores y exteriores, en todo tipo de clima, y deben viajar a eventos deportivos.

¿Qué hacen?

  • Eventos deportivos oficiales, juegos y competiciones
  • Juzgar actuaciones en competiciones deportivas para determinar un ganador
  • Inspecciona el equipo deportivo y examine a todos los participantes para garantizar la seguridad
  • Mantiene un registro de los tiempos de los eventos, iniciando o deteniendo el juego cuando sea necesario
  • Señala a los participantes y otros funcionarios cuando se producen infracciones, o para regular el juego
  • Resuelven las reclamaciones de infracciones o quejas de los participantes
  • Hacen cumplir las reglas del juego y evaluar las penalizaciones cuando sea necesario

Al oficiar en eventos deportivos, los árbitros y oficiales deportivos se anticipan al juego y se ubican donde mejor puedan ver la acción, evaluar la situación y determinar cualquier violación de las reglas. Algunos oficiales de deportes, como los árbitros de boxeo, pueden trabajar de manera independiente. Otros, como los árbitros de fútbol, trabajan en grupos.

Independientemente del deporte, el trabajo es muy estresante porque los funcionarios a menudo deben tomar decisiones de una fracción de segundo, lo que a veces resulta en un fuerte desacuerdo expresado por los jugadores, entrenadores y espectadores del equipo contrario.

Árbitro en procedimientos legales

Un árbitro es un profesional que trabaja para aumentar la comunicación entre los dos lados de una disputa. El proceso de arbitraje es una resolución alternativa de disputas que evita los litigios, lo que puede ser un proceso que consume tiempo, puede ser público y es muy costoso.

Los árbitros pueden desempeñar una variedad de funciones, especialmente en la negociación de contratos y disputas comerciales, de modo que los árbitros efectivos tienen conocimiento y experiencia en la disputa que buscan resolver.

En todas las circunstancias, excepto en el arbitraje no vinculante, el árbitro tiene la última palabra para resolver la disputa y emite un juicio según las disposiciones detalladas en las audiencias de arbitraje ordenadas por contrato. La legislación puede hacer que el arbitraje sea vinculante para reducir la carga que tendrán los casos civiles en el sistema judicial. Por lo tanto, es de interés para los tribunales que la palabra del árbitro sea definitiva y vinculante.

El árbitro decide una “adjudicación” de daños contra una parte que puede incluir daños monetarios y declaraciones para abstenerse de cierta actividad. También otorga un servicio prometido por contrato o rectificar los términos y condiciones de un acuerdo entre dos partes. Un panel de más de un árbitro se llama un tribunal de arbitraje y los individuos confieren el laudo apropiado. El apoyo unánime del premio puede ser requerido por las partes, pero no es obligatorio.

En el arbitraje no vinculante, el árbitro es simplemente un observador que (en su opinión profesional) determina los derechos de las partes y establece un punto de referencia aproximado de los daños y perjuicios. A partir de ahí, las partes continuarán con el caso mediante un litigio, un arbitraje vinculante o llegarán a un acuerdo mediante la determinación no vinculante del árbitro.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *