Definición De Cubismo

Desde su aparición hace más de 100 años, el cubismo ha sido considerado como uno de los movimientos artísticos más famosos y fascinantes del arte moderno. Está estrechamente relacionado con artistas icónicos como Pablo Picasso, cuyo enfoque vanguardista de los temas cotidianos convirtió la historia del arte en su cabeza.

Con formas fracturadas y composiciones al revés, este movimiento abandonó las representaciones figurativas encontradas en los géneros del arte y avanzó hacia la abstracción total. Este aspecto, junto con su evolución única y su influencia duradera, ha hecho del cubismo una de las formas de arte más famosas del siglo XX.

Es un movimiento artístico que hizo su debut en 1907. Iniciado por Pablo Picasso y Georges Braque, el estilo se caracteriza por un tema fragmentado deconstruido de tal manera que se puede ver desde múltiples ángulos simultáneamente.

Historia

A principios de siglo XX, el posimpresionismo y el fauvismo, movimientos inspirados en el enfoque experimental de la pintura de los impresionistas, dominaron el arte europeo. El pintor, escultor, grabador y dibujante francés Georges Braque contribuyó al movimiento fauvista con sus pinturas policromáticas de paisajes estilizados y paisajes marinos.

En 1907, Braque conoció al pintor, escultor, grabador y diseñador español Pablo Picasso. En este momento, Picasso estaba en su “período africano”, produciendo obras primitivas influenciadas por la escultura y las máscaras africanas. Al igual que las pinturas post impresionistas de Braque, estas piezas se reproducían con la forma (y a veces con el color), pero seguían siendo figurativas.

Sin embargo, después de que se conocieron, Braque y Picasso comenzaron a trabajar juntos, desviándose más de sus estilos anteriores y creando en colaboración un nuevo género: el cubismo.

Conceptos, Estilos y Tendencias

Las diversas etapas de desarrollo en el estilo cubista se basan en el trabajo de Picasso y Braque en lugar de en los de los salones cubistas. Los nombres exactos y las fechas de las etapas se debaten y se replantean continuamente hasta el día de hoy.

Cubismo cezanniano (1908 – 1909)

Esta se conoce como la fase temprana del movimiento. Se inició con una retrospectiva de Paul Cézanne hecha en 1907. En esta, muchos artistas vieron por primera o se reconectaron otra vez con la obra de Cézanne. El artista, que había vivido en Aix-en-Provence en el sur de Francia, no había hecho una exposición en París en muchos años.

Muchos de los artistas que visitaron esta retrospectiva sintieron una fuerte influencia por la falta de tridimensionalidad de las obras del artista. Además de por la calidad del material y sus pinceladas uniformes. Un buen ejemplo de esto es Las casas de Braque en L’Estaque (1908).

Cubismo analítico (1910 – 1912)

En esta etapa el movimiento se desarrolló de manera muy sistemática. Estuvo basado en el análisis cercano de los objetos en el contexto de su fondo. Estos se mostraban a menudo desde diversos puntos de vista. Picasso y Braque comprimieron sus temas a los géneros más tradicionales de retratos y naturalezas muertas. Además, ambos artistas usaron una paleta solo de colores tierra y tonos de grises. La idea era la de disminuir la claridad entre las formas fragmentadas de las figuras y objetos.

Las obras de ambos artistas eran similares en apariencia en muchas ocasiones. Sin embargo, cada uno de ellos mostró diferentes intereses con el paso del tiempo. Braque comenzó a mostrar objetos que explotaban o se separaban en fragmentos. Contrario a esto, Picasso los atraía como una fuerza de atracción que obligaba a los elementos del espacio en la pintura a agruparse al centro de la composición. Algunas obras en este estilo incluyen Violin and Palette (1909) de Braque y Ma Jolie (1911-12) de Picasso.

Al final de esta etapa, Juan Gris comenzó a contribuir al desarrollo del estilo. El artista mantuvo cierta claridad en sus formas y sugirió una cuadrícula compositiva. Además, comenzó a usar más color en lo que había sido un estilo bastante monocromático.

Cubismo sintético (c.1912 – c.1914)

Para 1912, tanto Picasso como Braque comenzaron a agregar elementos diferentes en sus composiciones. Esto fue en continuación con sus experimentos de múltiples perspectivas. Picasso incorporó un papel de pared en su obra Still Life with Chair-Caning (1912). De esta manera se inició el collage cubista. Braque por su parte comenzó a pegar papel periódico a sus lienzos, y de esta manera comenzó la exploración del movimiento del papel.

Probablemente el uso de estos experimentos fue causado por la creciente incomodidad que algunos artistas manifestaron con la abstracción radical que presentaba el cubismo analítico. También se podría argumentar que esos experimentos tenían como motivo mostrar un arte más radical comparado con las representaciones del espacio que se hicieron típicas en el Renacimiento. De esta manera se daba una representación más conceptual de los objetos y figuras. Los trabajos de Picasso en la escultura también son una parte importante del estilo sintético, ya que para estas el artista empleó elementos de collage.

Cubismo de cristal (1915 – 1922)

La guerra trajo consigo una automática respuesta del mundo del arte. Se desarrolló una tendencia entre muchos artistas franceses a abandonar completamente la experimentación radical; algo que no era exclusivo de este movimiento.

En Las tres mujeres de Léger (1921), por ejemplo, los sujetos representados son duros en lugar de parecerse a fragmentos superpuestos de esculturas de bajo relieve; Léger tampoco intentó mostrar objetos desde varios ángulos.

Desarrollo tardío

Ya en la década de 1910, el cubismo se había expandido rápidamente por toda Europa. Esta expansión se debió a su enfoque sistemático de representar las imágenes, así como por la posibilidad que ofrecía de representar objetos y figuras en una forma distinta. Los críticos trataban de decidir si los cubistas buscaban representar las imágenes de una manera más objetiva, si deseaban revelar más acerca de su carácter esencial, o si simplemente se sentían interesados por la distorsión y la abstracción de las figuras.

Este movimiento forma las bases de una gran cantidad de estilos nacidos de principios del siglo XX, como el constructivismo, el futurismo, el orfismo, el suprematismo y De Stijl. Una gran cantidad de artistas importantes pasaron por una fase cubista en algún momento de su carrera. Quizás el más destacado de estos fue Marcel Duchamp gracias a su famosa obra Desnudo Descendente en una escalera (1912). Gracias a esta, el artista obtuvo atención así como críticas negativas en el Armory Show de 1913 en la ciudad de Nueva York.

Las ideas que nacían de este movimiento también fueron alimentadas profundamente por fenómenos más populares, como la arquitectura Art Deco y el diseño. Muchos movimientos artísticos que le siguieron, como el minimalismo, fueron influenciados por el uso cubista de la cuadrícula. Por esta razón resulta difícil imaginar el desarrollo del arte no representativo de no haber sido por los experimentos de los cubistas.

Muchos otros movimientos artísticos lograron cambiar los paradigmas del arte durante el siglo XX. Una muestra de estos es el cubismo que logró sacudir los cimientos del arte tradicional. Es innegable como logró desechar la fuerte tradición renacentista en la que se representaban las figuras y la manera en la que continúa ofreciendo su legado en la era posmoderna.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *