Definición De Dibujo Arquitectónico

Un Dibujo Arquitectónico es un manual para un edificio. Es una ilustración de cómo se verá el producto final más que una herramienta de instrucción sobre cómo lograrlo. Los dibujos arquitectónicos se pueden dedicar a representar una descripción general del edificio (es decir, una elevación) o pueden enfocarse en un elemento particular (un detalle). Todas las piezas de este tipo de dibujo brindan información precisa sobre cómo se fabrica el producto final.

Los dibujos arquitectónicos se originaron en piezas de arte en lugar de los planos orientados a los detalles en los que se han convertido hoy en día. En el Renacimiento italiano de Europa, pintores, escultores y artistas famosos crearon vívidos dibujos de edificios y estructuras que imaginaron.

Muchas de estas representaciones (como una Capilla Sixtina) se convirtieron en una estructura real. En aquellos tiempos, los dibujos arquitectónicos no tenían las medidas y notas que tienen hoy en día. Eran simplemente una ilustración de lo que el artista tenía en mente y dependía del equipo de construcción averiguar cómo lograrlo.

Un dibujo arquitectónico proporciona una guía sobre cómo se debe construir una estructura. Asegura que una estructura pueda operar según lo previsto y también ser duradera en los años venideros.

Sin dibujos arquitectónicos, sería decisión de los constructores decidir cómo debería diseñarse un edificio. Esto llevaría inevitablemente a mucho trabajo en el proceso de construcción si posteriormente se comprobara que un método no tuvo éxito. Los dibujos arquitectónicos permiten que los problemas se resuelvan antes del inicio de la construcción real.

Dibujo Arquitectonico

Tipos de dibujos arquitectónicos

Hay varios tipos de dibujos arquitectónicos. Algunos de estos son de naturaleza más conceptual que técnica. Estos incluyen representaciones y planos del sitio, ambos tipos de dibujos tienen la intención de proporcionar una visión general más amplia del proyecto en lugar de detalles específicos.

Por otro lado, los dibujos como las hojas sueltas y los detalles brindan información extremadamente específica del proyecto y están llenos de dimensiones, notas y pautas. Este tipo de dibujo está destinado a dirigir específicamente la técnica de construcción.

Un beneficio de los dibujos arquitectónicos es que se puede generar un cronograma y presupuesto antes del inicio de la construcción. Sin planes arquitectónicos, muchos de los componentes del edificio estarían en el aire hasta que comenzara la construcción. Esto resultaría difícil para un contratista general a la hora de proporcionar precios precisos en el proyecto o desarrollar un cronograma realista.

Los dibujos arquitectónicos muestran la mayoría de los aspectos involucrados en un proyecto y permiten que un constructor planifique en consecuencia. Los contratistas pueden verificar los suministros necesarios, las necesidades de mano de obra y las preferencias de los equipos a partir de los planos arquitectónicos.

Aunque estos dibujos pueden parecer minuciosos y completos antes del inicio de la construcción, a menudo falta información. Esta información faltante puede ocasionar retrasos en el cronograma o costos inesperados. Se recomienda que incluso el mejor de los dibujos sea revisado por un contratista general o gerente de proyecto antes de comenzar un trabajo.

A menudo, las preguntas no se plantearán hasta que se encuentren durante el curso de la construcción, entonces los planes arquitectónicos deberán ser modificados por el arquitecto para resolver el problema.

Deja un comentario