Definición De Educación Humanista

Dentro de las corrientes educativas no es extraño escuchar el término Educación Humanista, pero ¿sabemos a qué se refiere realmente? Conozcamos cuál es la definición de este término.

Esta filosofía educativa enfatiza la libertad y la autonomía, la confianza, la cooperación activa y la participación, y el aprendizaje autodirigido. Es una adaptación de las filosofías docentes de los educadores adultos para fomentar la transformación y la emancipación del estudiante.

Este es un movimiento en la educación basado en el trabajo de Carl Rogers, Abraham Maslow y otros que busca educar e involucrar a la persona en el aprendizaje. La educación humanista a menudo se contrasta con la educación conductual o cognitiva.

Esto quiere decir que en este tipo de educación, lo más importante es el individuo. Es él quien dirige su proceso de aprendizaje. La educación humanista se refiere a una filosofía educativa que cree que los seres humanos son, por naturaleza, criaturas autodesarrolladas.

Educación Humanista

Por ende, la principal responsabilidad de un educador es crear un entorno en el que los estudiantes pueden hacer su propio crecimiento. Los educadores humanistas tienen una comprensión amplia del conocimiento que los niños adquieren a medida que crecen. Y valoran mucho el carácter afectivo y social del desarrollo del estudiante. Para ellos esto es tan importante como su desarrollo intelectual.

El objetivo de la educación humanista es contribuir al desarrollo de seres humanos energéticos, positivos, respetuosos y atentos que puedan cumplir todos los desafíos. No se trata solo de pasar conocimientos, se trata de acompañar al estudiante a descubrirlos por sí mismo.

Estos son los Principios de la Educación Humanista:

Hay cinco principios básicos:

1) Los estudiantes deberían poder elegir lo que quieren aprender. Los maestros humanistas creen que los estudiantes estarán motivados para aprender una materia si es algo que necesitan y desean saber.

2) El objetivo de la educación debe ser fomentar el deseo de los estudiantes de aprender y enseñarles cómo aprender. Los estudiantes deben motivarse por sí mismos en sus estudios y desear aprender por sí mismos.

3) Los maestros humanistas creen que las calificaciones son irrelevantes y que solo la autoevaluación es significativa. La calificación alienta a los estudiantes a trabajar para un grado y no para la satisfacción personal. Además, se oponen a las pruebas objetivas porque ponen a prueba la capacidad de un alumno para memorizar y no proporcionan comentarios educativos suficientes para el profesor y el alumno.

4) Los educadores humanistas creen que tanto los sentimientos como el conocimiento son importantes para el proceso de aprendizaje. A diferencia de los educadores tradicionales, los maestros humanistas no separan los dominios cognitivos y afectivos.

5) Los maestros humanistas insisten en que las escuelas deben proporcionar a los estudiantes un ambiente de aprendizaje libre para que se sientan seguros de aprender. Una vez que los estudiantes se sientan seguros, aprender será más fácil y más significativo.

Deja un comentario