Definición de Ética Profesional

La Ética Profesional se define como la conducta que adopta un experto de cualquier área general o específica para la manifestación de sus actividades afines a su profesión que afecta a la comunidad a la que dirige. La Ética Profesional se torna negativa cuando impacta de manera contraria a las normas propias de una profesión.

Ética Profesional
Profesionales adoptan un comportamiento adecuado en un encuentro laboral.

Etimológicamente, la palabra ética deriva  del griego antiguo “Êthos” que significa “carácter” como finalidad de estudiar la moral y la acción humana. Es la rama de la filosofía que estudia el comportamiento humano relacionado con lo bueno o lo malo, la moral, los deberes y los valores. En pocas palabras, es el saber vivir y cómo  vivir bien. Del mismo modo, la ética es considerada como el arte de saber distinguir qué es lo bueno y qué es lo malo.

En este sentido, un profesional de cualquier área se cataloga ético cuando desarrolla sus capacidades profesionales con responsabilidad y compromiso, cumpliendo las normas establecidas y obligaciones que le compete para así efectuar bien los objetivos, siendo esta acción una consecuencia de elección y reflexión propia de la persona.

Para establecer la Ética Profesional se debe enfocar dos aspectos importantes como son los valores individuales de cada persona y  apuntar a un código de ética profesional donde se desarrolla una serie de normas que regula el comportamiento ético de un trabajador.

En efecto, la Ética Profesional abarca diversas características que identifican cuando un profesional hace bien sus actividades. En todos los aspectos son importantes los valores, y a su vez, respetar las normas impuestas. El desempeño de la misma dependerá del área específica el cual desarrollará su disciplina.

Por ejemplo, un docente de cualquier cátedra posee Ética Profesional cuando tiene la adecuada capacitación para dar clases. Además, debe tener compromiso, puntualidad en su trabajo, responsabilidad, carácter e inspirar respeto en el área. Por otro lado,  un abogado también debe  poner en práctica una serie de valores, principalmente, la honestidad, la justicia o discreción. Es decir, la importancia de la misma, forma parte de hacer bien el trabajo y esto conlleva a tener mejor relación con el entorno social donde desempeña y para así obtener resultados positivos.

En relación con el ejemplo anterior, es importante cumplir con estas series de características   porque suma de manera positiva y ayuda a tener mejores resultados en el campo ocupacional que asume la persona. Cabe agregar que es deber de los trabajadores tener Ética Profesional, porque así forman un trabajo tanto digno como transparente; la responsabilidad, seguridad y honestidad deben destacar para tener un mejor desempeño y una buena relación con las personas con las que trabajen.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *