Definición de Gingivitis

La Gingivitis es un problema de las encías que produce inflamación debido a los residuos de comida que no son retirados al momento de cepillarse o usar el hilo dental, generalmente es causada por bacterias y puede provocar sangrados en la zona bucal.

La enfermedad de las encías en sus etapas avanzadas puede afectar la parte del hueso la cual es la base y soporte de los dientes. Son tres etapas, la primera es cuando se inflama las encías denominada gingivitis, luego pasa a periodontitis y por ultimo a periodontitis avanzada.

gingivitis
La gingivitis es la inflamación de las encías que puede provocar sangrados constantes.

En este sentido, dentro del marco de las enfermedades de la encías, la gingivitis en la primera fase del padecimiento bucal y por ende es la más simple de tratar. Tomando en cuenta que las encías es la zona con más sensibilidad en la boca y se expone a muchas bacterias.

Es posible que la gingivitis cause varios episodios con síntomas distintos, entre ellos:

Lesión inicial, es aquella que se distingue por ser leve o ligera, puede causar pequeños sangrados al momento del cepillado o también la lesión leve puede pasar por desapercibida.

Lesión temprana, es aquella donde aparece las primeras inflamaciones, en sangrado es más abundante, puede llamarse también lesión moderada.

Lesión establecida, es la parte más grave de la gingivitis, el sangrado puede ser espontáneo, la cubierta de la encía se nota afectada. La encía puede dejar de adherirse al diente provocando el crecimiento del surco gingival el cual es el espacio entre la encía y diente.

¿Qué causa la gingivitis?

La causa más frecuente de la gingivitis es por los restos de comidas que no fueron removidos en el cepillado o en el uso del hilo dental. Estos residuos de alimentos forman una especie de placa que se acumula en los dientes provocando la inflamación.

Por su parte, las causas que no son producidas por la placa dental son diversas, entre ellas se encuentran:

1) Lesiones causadas por baterías específicas:

  • Neisseria gonorrhoeae.
  • Treponema pálidum.
  • Asociada a especies Streptocócicas.
  • Entre otras.

2) Lesiones causadas por virus:

  • Infecciones por el herpes virus.
  • Gingivoestomatitis herpética primaria.
  • Herpes oral recurrente.
  • Varicella zóster.
  • Entre otros.

3) Lesiones por origen fúngico:

  • Asociadas a cándida
  • Eritema gingival lineal
  • Histoplasmosis
  • Entre otros.

4) Lesiones que son causadas por origen genético:

  • Fibromatosis gingival hereditaria.
  • Entre otras.

Otros Factores Agravantes

El tabaquismo puede ser una de las causas que agrava la gingivitis, ya que el humo del tabaco es el que afecta al organismo el cual responde con sus bacterias atacantes antes las enfermedades bucales. Por lo tanto el uso del tabaco ayuda al avance hacia la periodontitis la cual es una de las enfermedades más complejas de las encías. Es recomendable abandonar el hábito de fumar porque es nocivo para la salud y puede llevar a grandes enfermedades bucales.

Signos y Síntomas

La encía es el tejido que cubre los dientes, cuando ésta presenta sangrado o incomodidad al momento de cepillarse o usar el hilo dental, es posible que esté pasando por una gingivitis. También, uno de los signos es el enrojecimiento de la encía, hinchazón y sensibilidad al momento de la higiene bucal. Otros signos causados por la gingivitis son la separación entre la encía y los dientes, el mal aliento y los pequeños abultamientos donde se encuentra acumulada la placa bacteriana.

Tratamiento para la gingivitis

Si presentas inflamación en las encías, molestias, sangrados espontáneos o provocados al cepillarse es recomendable visitar al dentista quien será el experto en realizarte los tratamientos adecuados para la gingivitis.

¿Cómo prevenir la gingivitis?

La gingivitis se puede prevenir con una buena higiene bucal. El cepillado después de cada comida es fundamental para la no acumulación de comida entre los dientes. También, el correcto uso del hilo dental y las visitas regulares a los expertos de la zona bucal. Finalmente, la buena alimentación y el no fumar pueden ayudar significativamente a prevenir la inflamación de encías.

Compartir es de sabios. Difundelo

Deja un comentario