Definición de Homónimo

El término Homónimo o también llamado homonimia, se utiliza para referirse a las palabras que se escriben igual o poseen igual pronunciación pero tienen significados diferentes. Es decir, pueden escribirse o pronunciarse de la misma forma pero su significado es distinto, en su origen o evolución histórica. Por ejemplo, mango como fruta tropical / mango del sartén.

Los siguientes tipos de homónimos, a pesar de no tener el mismo significado, se diferencian por la pronunciación o la forma de escribirlo:

Homónimo
Las palabras que se escriben diferente pero tienen una igual pronunciación son de tipo homófonas.

Homófonos: son las palabras que se pronuncian igual pero se escriben diferente.

Homógrafas: son las palabras que se escriben y se pronuncian igual pero siguen siendo de significados distintos.

Ejemplos de palabras Homógrafas:

Pegar (golpear): ¡no le voy a pegar a la mascota! / Pegar (unir): Debo pegar esa parte de la taza que está partida.

Vino (del verbo venir): Él vino la semana pasada para mi casa / Vino (bebida): Es el mejor vino de todos los tiempos.

Amo (del verbo amar): La amo mucho. / Amo (dueño): ¡Yo soy su amo!

Vale (del  verbo valer): Esa cartera vale mucho dinero / Vale (bono): Me dieron un vale para los productos.

En este sentido, se puede notar que los ejemplos utilizados para las palabras homónimas de tipo homógrafas se escriben y se pronuncian de igual forma pero su significado es diferente.

Ejemplos de palabras Homófonas:

Hola (Forma de saludo): Hola, ¿cómo estás? / Ola (Ondulación del agua): ¡La próxima ola será gigante!

Allá (indicar dirección): Allá, en la oficina, están los papeles. / Haya (del verbo haber): En cualquier lugar donde haya, debe comprarse.

Votar (sufragio): En esta elección presidencial sí voy a votar. / Botar (desechar): Hay que botar la basura.

Tuvo (del verbo tener): Ella tuvo toda la oportunidad. / Tubo (objeto cilíndrico): El tubo está dañado.

De la misma manera, se puede notar que los ejemplos empleados para las palabras homónimas de tipo homófonas tiene una igual pronunciación pero en ambas su escritura es diferente.

En efecto, se encuentra la homofonía dialectal, es determinada geográficamente en Hispanoamérica y España, por consecuencia de su modo de expresarse, es decir el ceceo o seseo. Por ejemplo, en España para decir “casa” (de hogar) es común escuchar la pronunciación como caza, refiriéndose al hogar.

Por otra parte, los Homónimos tienden a confundirse con la polisemia. El primero, tienen origen etimológico diferente. En cambio, las palabras polisémicas su etimología es la misma, pero siguen siendo de significados o acepciones distintas.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *