Definición de Mercancía

El término Mercancía se define como un bien o producto destinado al comercio. Este concepto está vinculado directamente al ámbito económico y forma parte del dinamismo comercial, es decir, la misma tiende a ser intercambiada por algo equivalente a su valor.

En tiempos pasados, la mercancía era intercambiada por otro bien de igual valor, este modo de practicar el comercio es denominado trueque. El mismo se mantuvo por mucho tiempo como forma de ejercer el mercado y su principal factor de intercambio era de bienes por otros bienes con el fin de satisfacer las necesidades de las personas que efectuaban el trueque. Por ejemplo, “Hola, María. Tengo este kilo de papas para cambiarlo por su kilo de zanahorias”, “no voy a intercambiar mis verduras por ese sombrero, no satisface mi necesidad”.

mercancía
Las mercancías pueden ser expandidas por todo el mundo.

En la modernidad, en consecuencia de la aparición del dinero, éste se integró como pilar fundamental en la economía y, a su vez, es el mediador del intercambio comercial de mercancías. El trueque dejó de ser parte del sistema económico habitual y para poder adquirir o suministrar la mercancía es necesario agregarle un valor monetario el cual es traducido por dinero. El valor que se le aplique al producto dependerá de su proceso productivo y traslado. También, el costo de la mercancía puede afectarse por la oferta y la demanda que existe en el mercado. Por ejemplo, “le aumentaré el precio a la mercancía porque no está activado la producción de la misma, luego vendrá mucho más cara y no habrá como pagarla”.

En la contabilidad de costos, específicamente en las empresas manufactureras, la mercancía es la que pertenece al producto terminado luego de su proceso de producción. Esto significa que para obtener el bien, primero pasa por una serie de transformaciones de sus elementos como materiales, mano de obra y otros componentes indirectos. En un enfoque contable, a través del proceso productivo se le asigna el costo de venta y se agrega un margen de ganancia en el momento de realizar la venta. Para la salida de la mercancía es necesario el comprador quien es el que proporciona el dinero para adquirir el bien o producto directamente desde fábrica.

Con lo anteriormente mencionado, es importante destacar que los productos, como modo de organización, son situados en inventarios el cual es el responsable de llevar las cantidades existentes de los bienes, cuántos han salido al mercado o cuántos han entrado en calidad como producto terminado. También, en caso de que exista más de un tipo de mercancía, cada una tiene su inventario para diferenciarla de las demás, así se evita confusiones y errores al momento de ser ofrecidas y vendidas a las personas interesadas en su compra. Por ejemplo, “en mi inventario de productos terminado solo queda la mitad de lo que se produjo el mes pasado”.

En otro orden de ideas, la mercancía también es intercambiada en el sector comercial ya como producto terminado, es el comerciante que posee proveedores quienes suministran los productos por un precio y éste en el momento de colocarlo a la venta le proporcionará otro valor con el fin de recibir una ganancia. Por ejemplo, “en venta zapatos y carteras a precios de regalo”, “hay descuento solo en la mercancía seleccionada”.

En este sentido, para que un objeto sea denominado mercancía debe estar relacionado con la compra o venta del mismo, puede ser intercambiado por otro objeto equivalente a su valor o asignarle un precio para venderlo o dar dinero para comprarlo. Suele transportarse por camiones, aviones o barcos específicos para ese traslado, en caso de que la solicitud de la compra sea a una distancia significativa del lugar donde fue creada, por lo tanto también se le es asignado un costo por este proceso de traslado.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *