Definición De Oleaginosas

La palabra Oleaginosas es un adjetivo. Se cree que proviene de un término en latín que hace referencia a una mezcla etimológica de palabras que resumen una característica dada a ciertos elementos que contienen aceite. Estas plantas contienen glicerina y ácidos grasos como parte de sus componentes esenciales.

Por lo general el término se utiliza ampliamente para describir a las Plantas Oleaginosas que son aquellas de las cuales se puede obtener aceite. Este proceso mediante el cual el aceite es obtenido puede incluir el procesamiento de frutas o semillas de estas plantas con la finalidad de lograr una sustancia que sea de utilidad para la industria alimenticia o cualquier otra que requiera el uso de aceites.

Estas plantas son fuentes más sanas de producción de aceites y grasas si se comparan con las fuentes animales. Estas suelen ser mucho más recomendadas para el consumo humano ya que cuentan con menos grasas saturadas, lo que las hace menos dañinas para nuestro cuerpo.

Oleaginosas

Las plantas más utilizadas para obtener estos aceites naturales son las aceitunas u olivas, palma, girasol, soja, canola, sésamo y maíz. Gracias a sus beneficios y múltiples usos, este tipo de plantas son algunas de las más codiciadas y voluminosas que se encuentran. No solo por el aceite que producen, sino porque de una misma plantación también se pueden obtener otros productos beneficiosos al mismo tiempo que el aceite.

Los procesos mediante los cuales el aceite es recolectado de estas plantas variarán dependiendo de la materia prima. Esto puede tener un impacto en el precio del producto final porque algunos procesos pueden ser más sencillos que otros.

Por ejemplo, el aceite de girasol se obtiene a partir de las semillas de las flores. Una vez que la flor se seca las semillas se recolectan y se pasan por un proceso de prensado. El resultado será un aceite rico en Vitamina E.

Por otra parte, el aceite de oliva se obtiene luego de triturar las olivas o aceitunas maduras. Este proceso dará como resultado una pasta que luego debe ser estirada en una especie de estera y prensada para obtener el aceite. Este proceso lo convierte en un aceite más caro, sobre todo en su presentación extra virgen.

Además de estas plantas, también existen Frutas Oleaginosas que le brindan al cuerpo una cantidad saludable de grasas sanas. Los especialistas recomiendan consumir estas en cantidades moderadas como una mejor fuente de aceites necesarios para nuestra salud. Entre estas frutas se encuentran las nueces, avellanas, almendras, maní o cacahuate, pistachos y semillas de calabaza.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *