Definición De Planeación

La planeación es la acción mediante la cual se realizan estrategias con el fin de lograr un objetivo. Pero para poder concretarlo es fundamental considerar diferentes elementos. Primeramente se debe comprender y analizar determinada situación, para así poder establecer las metas que se quieren lograr.

En este sentido, cuando planeamos algo, se define el  lugar o periodo donde está algo o alguien. Así que se plantea a dónde se quiere llegar y determina los pasos a seguir para llegar hasta la concreción de proyectos.

Definición de planeaciónDe esta manera la planificación les permite a las personas desarrollar sus capacidades y así lograr aquello que se desea. Sin embargo, el tiempo que dure el cumplir con dichos propósitos puede variar. Todo depende de  cada individuo, ya que se toman en cuenta distintos aspectos como por ejemplo los recursos de los que se vale la persona para cumplir con lo propuesto.

Además se deben tomar en cuenta las diferentes situaciones presentes en el camino hacia el logro de objetivos. Por ejemplo, dentro del entorno laboral se debe considerar elementos como las inversiones, los gastos, y el periodo de recuperación. Además de los créditos bancarios y los contratiempos que se puedan presentar. Por lo cual, todos estos factores deben estar incluidos en dicha planeación. Todo con la finalidad de organizar de forma eficaz la producción de las organizaciones. También se busca evitar posibles inconvenientes.

Tipos de planeación:

La planeación puede catalogarse de diferentes maneras de acuerdo a su descripción referente a las diferentes perspectivas que corresponden al tiempo y tamaño. Algunos de los tipos son:

  • La planeación táctica: Son las que se realizan en poco tiempo. Por lo general para superponer a cualquier acontecimiento imprevisto.
  • Planeación estratégica: Se emplean por parte del personal administrativo de las organizaciones empresariales. Esto con la finalidad de hacer un análisis a los aspectos externos e internos y la influencia que éstos tienen en los objetivos planteados.
  • Planeación operativa: Se consolida  en los trabajadores, quienes están en el estrato más bajo de la organización. Hace un microplaneamiento de las organizaciones de forma rápida que especifica cómo deben lograrse las metas.
  • Planeación normativa: Tiene relación con las diferentes políticas y reglas que se constituyen  para el buen desempeño de una organización. Se sustenta en la aplicación de estándares y métodos para lograr de esta manera, el funcionamiento adecuado de las actividades que han sido planificadas.

Etapas de la planeación:

Dentro de la planeación se pueden encontrar diferentes etapas dentro de la planificación:

  • Se detecta el problema.
  • Desarrollo de probabilidades.
  • Elección de la alternativa más provechosa.
  • Realización del plan.
  • Se toman decisiones.

Con respecto a la planeación operativa no se enfatiza el uso en la toma de decisiones, ya que ésta se presenta de manera lineal y solamente gestiona los procesos en curso de ciertas organizaciones.

En el caso concreto que encierra la planeación táctica, estratégica y normativa, éstas priorizan la toma de decisiones, debido a que son complejas y extensas. Por ejemplo, cuando planeamos en la mañana nuestra rutina diaria y escogemos el tipo de transporte que deseamos emplear para poder ir a nuestro lugar de trabajo, estamos anticipando la decisión, ya que si no lo hubiéramos planeado, igual tendríamos que decidir cómo desplazarnos.

Por lo cual estos actos no están limitados únicamente a la distribución  de las conductas motoras en un corto tiempo, sino también a la organización  de los pensamientos para poder hacer lo correcto. Así que no es necesario disponer de ninguna conducta motora y podemos recordar la información que se almacena tanto en la memoria semántica como en la memoria episódica o la perceptiva.

De esta manera lo expuesto anteriormente, nos muestra un caso muy operativo, el cual se debe decidir en ese instante, y se realiza en un tiempo inmediato, con respecto a la planeación en el corto plazo, operativo y adaptativo.

Si comparamos ésto con la vida cotidiana, la planeación aparece de manera constante en sus diferentes expresiones. Sin embargo se deben distinguir las características en el contexto en el cual se desarrollan. Así que no es lo mismo tomar decisiones por una persona que por muchos individuos.  Cada escenario es muy diverso. Por lo cual la planeación es de gran relevancia.

Finalmente, la planeación está íntimamente ligada con el modelo de la estructura organizativa. Ésta se usa en áreas específicas que suelen identificar  los factores que en otros niveles no se pueden definir.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *