Definición de Responsabilidad

El término Responsabilidad, se deriva del vocablo latín responsum, procedente del verbo respondere que significa “responder a algo”.

La palabra Responsabilidad se define como la acción de responder a una obligación, tomar decisiones en función al compromiso que se asume, realizar algo que este al cuidado de la persona. En ese sentido, forma parte de las virtudes y valores que caracterizan al individuo, y lo distingue del resto por tener la capacidad de actuar de forma consciente a sus obligaciones o deberes. Ser catalogado como una persona responsable puede ser por cómo actúa de acuerdo a los factores asumidos y aceptados como el compromiso, las obligaciones o roles.

Está enmarcada dentro de la ética y la moral, tener responsabilidad resulta favorable para la sociedad ya que es un valor fundamental para el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos.

TIPOS DE RESPONSABILIDAD

En derecho, la responsabilidad corresponde a la persona que asume y admite las acciones que están fuera del marco legal y efecto se debe imputar una sanción o pena. De modo contrario, es la persona que es responsable y respeta las leyes y normas impuestas por un órgano legislativo. Encontramos tres tipos de responsabilidad:

Responsabilidad

Responsabilidad Social

La Responsabilidad Social, es aquella acción de responder de forma correcta a las obligaciones, deberes o compromisos que posee un individuo y por naturaleza afecta a la sociedad.

Es la virtud asumida por las personas respecto a su entorno, en función al cumplimiento de sus  deberes y el conocimiento de sus derechos como miembro social.

Por ejemplo, una persona socialmente responsable es aquella que ayuda a cuidar las áreas verdes y recreacionales de su comunidad.

Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

En el apogeo de las industrias y con el pasar de los años, las empresas han venido tomando consciencia sobre el entorno social. Es por ello que muchas de las grandes, medianas y pequeñas empresas protagonizan acciones que contribuyen de forma positiva a la comunidad. Dependiendo del tamaño de las empresas y sus facultades, aportarán grandes proyectos los cuales brindan beneficios a una mayor cantidad de personas.

Estos proyectos son para bienestar y beneficios de los ciudadanos, entre ellos está  enfocado a la creación de  instituciones sin fines de lucro como las fundaciones, las cuales se encargan de velar por el bienestar de los más necesitados. Las organizaciones deportivas creadas con el fin de incluir a niños y adolescentes de zonas empobrecidas o difícil acceso a estas actividades para que tengan cultura deportiva e incentivarlos, además, a la educación.

Otro ejemplo de Responsabilidad Social Empresarial, se relaciona cuando la entidad, a causas de su actividades operativas y productivas, afectan negativamente al ambiente. En este caso, la empresa debe tener la obligación de crear planes y estrategias para disminuir la contaminación y estar más consciente a los problemas ambientales causados voluntariamente los cuales afecta a la sociedad más cercana y en general.

En la actualidad, una empresa socialmente responsable es mejor vista y buscada por clientes y posibles socios, ya que por la manera positiva de responder a la sociedad que la rodea, transmite compromiso y lealtad con sus clientes.

Responsabilidad Civil

Es aquella que corresponde a la obligación que contrae una persona por un percance causado voluntariamente, es decir, es no cumplir con un compromiso posiblemente legal. Un ejemplo de responsabilidad civil puede relacionarse con el incumplimiento de contratos, y por su formalidad puede traer como consecuencias demandas hacia la persona causante del hecho.

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *