Definición de Tautología

La Tautología proviene del vocablo griego y su significado es “decir lo mismo”. Se considera una representación retórica  y se define como una expresión lingüística con carácter redundante. Es la locución o modismo vocal que hace referencia a algo ya obvio o expuesto con anterioridad. En pocas palabras, es una figura literaria donde en ella se repite una idea, pensamiento o sentido que no es necesario.

En efecto, la tautología o término tautológico se relaciona con las frases que poseen un sentido redundante, es decir, algo que ya ha sido expresado o que se sobreentiende que es así y no es necesario agregar la misma palabra para darle un significado.  Es una afirmación repetida que sustenta información vacía de vicio y sin estilo que se le agrega a la frase.

TAUTOLOGÍA
La tautología, en retórica, es la repetición innecesaria de una idea.

Es necesario señalar que la tautología como figura retórica, se califica como expresiones erradas del lenguaje. Sin embargo, dichas expresiones fortalece la idea o pensamiento. Por lo tanto, las personas tienden a utilizar la tautología para afirmar aún más sus ideas a pesar de que ésta carece de información ya que son afirmaciones innecesarias.

En este sentido, un término tautológico contiene locuciones repetitivas, que pueden ser con diferentes palabras, pero que carecen de sentido común porque no aportan información demás sino que las mismas redundan con la idea o pensamiento principal.

Sin duda alguna, esta forma expresiva es lo más común de lo que se pueda imaginar. A veces, las formas del lenguaje que adoptamos involuntariamente tienen un origen o significado científico. La tautología no se escapa de ello. Por lo tanto, los siguientes ejemplos te darás cuenta de qué tanto has usado términos tautológicos:

“El hielo está muy frío”.

“Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”.

“Lo que dije, lo dije”.

“La azúcar es dulce”.

“La sal es salada”.

“Te beso con mi boca”.

“Él es mudo y no habla”.

“El ciego que está sentado allá en la esquina no ve nada”.

“Es lo que es”.

“Sube para arriba”.

Por otra parte, se relacionan dos términos con la tautología. La primera es denominada Perogrullo, ésta tiende a repetir la misma palabra o idea de la frase. Por ejemplo, “soy lo que soy”, “eres lo que eres”. La segunda es denominada Pleonasmo, es la repetición o reafirmación obvia de una idea o pensamiento. Por ejemplo, “salir para afuera”, “meterte para adentro”, “baja para abajo”. Es decir, afirmaciones que son innecesarias porque ya está sobrentendida la situación.

 

Compartir es de sabios. Difundelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *