Definición De Trombosis

La Trombosis es el proceso de un coágulo de sangre, también conocido como un trombo, que se forma en un vaso sanguíneo. Este coágulo puede bloquear u obstruir el flujo sanguíneo en el área afectada, así como causar complicaciones graves si el coágulo se traslada a una parte crucial del sistema circulatorio, como el cerebro o los pulmones.

Es normal que el cuerpo produzca factores de coagulación como plaquetas y fibrina cuando se lesiona un vaso sanguíneo, para evitar una pérdida excesiva de sangre del cuerpo. Si este efecto es demasiado productivo, puede obstruir el flujo de sangre y formar un émbolo que se mueve alrededor del torrente sanguíneo.

Tipos de trombosis

Se puede clasificar ampliamente como trombosis venosa o trombosis arterial, de acuerdo con el lugar donde se presenta el trombo en el cuerpo.

La trombosis venosa se produce en las venas y se clasifica según el lugar donde ocurre, incluyendo:

  • Venosa profunda
  • De la vena porta
  • De la vena renal
  • De la vena yugular
  • Síndrome de Budd-Chiari
  • Enfermedad de Paget-Schoetter
  • Trombosis del seno venoso cerebral

El tipo arterial, también conocido como aterotrombosis debido a su asociación con la ruptura del ateroma, se produce en las arterias. La estasis sanguínea causada por la fibrilación auricular también puede causar este tipo de trombosis.

Existen múltiples causas de accidente cerebrovascular, como isquemia, hemorragia y émbolos en el cerebro. El derrame cerebral debido a un coágulo de sangre en el cerebro generalmente se desarrolla gradualmente alrededor de una placa aterosclerótica.

El infarto de miocardio también puede ser causado por un trombo en la arteria coronaria y se asocia con isquemia. El suministro reducido de oxígeno a las células del corazón, como resultado del bloqueo, da como resultado la muerte celular y el infarto de miocardio.

Causas

Trombosis

Hay tres causas principales: hipercoagulabilidad, lesión de las células endoteliales de la pared del vaso sanguíneo y flujo anormal de la sangre.

La hipercoagulabilidad, también conocida como trombofilia, se refiere a niveles más altos de factores de coagulación en la sangre que aumentan la susceptibilidad a la trombosis. Esto es generalmente como resultado de la genética o trastornos del sistema inmune.

La lesión de las células epiteliales en la pared de los vasos sanguíneos después de un traumatismo, cirugía o infección también puede precipitar la coagulación y la posible trombosis.

El flujo sanguíneo anormal, como estasis venosa después de insuficiencia cardíaca o largos períodos de comportamiento sedentario, también pueden causar trombosis. Además, algunas otras condiciones de salud pueden afectar el flujo sanguíneo y conducir a la producción de un trombo, que incluye fibrilación auricular y cáncer.

Complicaciones

Una complicación común de la trombosis es la hipoxia, debido a la obstrucción de la arteria de la vena. Cuando la mayoría de los vasos sanguíneos están bloqueados, el suministro de oxígeno al cuerpo se reduce y da como resultado una mayor producción de ácido láctico.

Además, en algunos casos, el coágulo de sangre puede liberarse y viajar por el cuerpo, un proceso conocido como embolización. Esto puede obstruir el flujo de sangre a órganos esenciales, como el cerebro o los pulmones, reduciendo o inhibiendo el oxígeno y el flujo sanguíneo con graves repercusiones.

Prevención y tratamiento

Como la estasis de la sangre se asocia con un mayor riesgo, es importante que los movimientos se realicen con regularidad, especialmente si los individuos susceptibles son sedentarios durante largos períodos de tiempo, como en la cama o en un avión.

Para las personas con alto riesgo de tromboembolismo venoso, se puede administrar heparina para reducir el riesgo de embolia pulmonar, aunque esto se asocia con una mayor susceptibilidad al sangrado debido a la menor eficacia de los factores de coagulación. Por lo tanto, la heparina ofrece un mayor uso en el tratamiento, en lugar de la prevención de la trombosis.

Un método más coherente para prevenir la formación de trombosis venosa profunda es el uso de medias de compresión, que soportan mecánicamente la vena para inhibir la formación de coágulos sanguíneos. Esto es particularmente beneficioso ya que hay pocos efectos secundarios.

Los anticoagulantes pueden aumentar ligeramente el riesgo de hemorragia mayor, pero se ha encontrado que ofrecen un beneficio tanto en la prevención como en el tratamiento de la trombosis.

Deja un comentario